Viernes 27 de Enero de 2012

Regresar a los adultos a los buenos hábitos alimenticios es posible si lo hacen poco a poco, con disciplina y decisión, afirmó Liliana Estrada Carvallo, instructora certificada en masaje reductivo y responsable del curso de Reducción de peso y talla que ofrece la Casa del Jubilado Universitario (CJU) de la BUAP.

Resaltó la importancia que tiene para los adultos y adultos mayores comer alimentos naturales, ya que éstos son más benéficos, dejar hasta donde sea posible los enlatados y evitar aquellos que por sus condiciones de salud sean inadecuados.

Para los niños lo conveniente es eliminarles la comida chatarra y acostumbrarlos a comer frutas y verduras sobre todo con cáscara, “porque muchas madres acostumbran pelarle la manzana a sus hijos, cuando sólo se requiere partirla, quitarle la semillita y colocarla en un recipiente, aderezarla con limón y hasta un poco de chile para que le sea más atractiva”, explicó.

También acostumbrarlos desde pequeños a tomar agua natural, y como están en crecimiento, darles leche, quesos y yogurt lo que les ayudará mucho en su desarrollo; cambiar la torta por pan integral y prepararlo con algo atractivo “si es jamón le pueden poner lechuga o aguacate; también se puede preparar con mermelada, crema de cacahuate o avellana”.

Estrada Carvallo abundó que los adolescentes tienen muy malos hábitos alimenticios “porque muchas veces tienen periodos muy largos en los que no se alimentan y cuando salen de la escuela o de alguna clase, lo primero que ven, es lo que compran”.

En este sentido hay que concientizarlos de que siempre pueden elegir “entre comer una gordita o un cóctel de frutas, además de que piensen cómo va a estar su día, si tienen muchas horas de clase que lleven en su mochila una fruta, un yogurt o una barrita energética, de tal manera que cuando salgan no compren la primera chatarra que se encuentren en el camino”, advirtió.

Informó que el tercer curso de Reducción de peso y talla iniciará el próximo martes 31 de enero en la Casa del Jubilado Universitario, donde además de pláticas de nutrición se hará a los asistentes su historia clínica, se medirán, pesarán y entregará de una lista de alimentos para una dieta de desintoxicación que les permita limpiar su sistema digestivo.

Son cinco sesiones en las que se les lleva de la mano para que dejen los malos hábitos alimenticios, por ejemplo el no consumir alimentos altos en azúcares, grasas y sales, que son adictivos, además de que se les orienta sobre el tipo de ejercicio que tienen que realizar.

“Como esto lo vamos haciendo poco a poco, las personas no tienen mayor problema para que regresen a los buenos hábitos alimenticios y un cambio en su estilo de vida, en el que logran bajar de cuatro o cinco kilos dependiendo de su metabolismo, edad y que tan disciplinados sean con sus tareas”, aseguró Liliana Estrada Carvallo

El curso se impartirá los martes a partir del 31 de enero, en un horario de 12:00 a 14:00 horas; los asistentes también aprenderán técnicas de masaje.

Los interesados podrán inscribirse en la CJU, en Río Suchiate 5501, colonia San Manuel. Mayores informes al 6 51 38 92.